Un poco de historia

Desde los tiempos de Darío y Ciro han usado alfombras hechas a mano para sus casas. Es muy importante saber que no hay fabricas de Alfombras Persas en Irán, hasta el día de hoy, debido a que todos los campesinos Iraníes tienen esta antigua costumbre de tejer una o dos alfombras cada año, mientras que ven su trabajo de campo. En los crudos inviernos, con nieve y frió, se dedican aun mas a tejer alfombras y tener algo extra con lo cual subsistir. Por esta razón, si usted tiene la oportunidad de entrar a la casa de cualquier campesino Iraní, se encontrara con telares y alfombras para admirar. Ahora la diferencia de una alfombra hecha por un campesino y otra hecha en una fábrica es que la del campesino es única en color y diseño ya que el manda a teñir sus lanas de a pocas cantidades y un mismo color puede variar con el transcurrir del tiempo . Las alfombras Persas vienen con distintos nombres como, Tabriz, Kashan, Shiraz, Hamadan, Qum, Nain, Bijar, Wiss, etc dependiendo de la provincia Iraní en donde hayan sido echas y cada una tiene distintos tipos de diseño.